MANCHA SOLAR FOTOGRAFIADA DESDE EL OBSERVATORIO DE PUIG DES MOLINS

el .

  • Mancha solar

El pasado 18 de septiembre, el Observatorio de Puig des Molins fotografió una mancha solar y un filamento en sus inmediaciones, fenómenos típicos de la dinámica superficie del Sol, caracterizada por sus constantes cambios. Las manchas solares son regiones con una temperatura más baja que la de su entorno y son producidas por los cambiantes y complejos campos magnéticos del Sol. Los filamentos son grandes llamaradas que recorren la superficie del astro rey. La imagen fue obtenida con el telescopio solar instalado en el Observatorio, un Vixen 140 neoacromático, provisto de un filtro solar Day Star Quantum de 0,7 Angstroms, y con la cámara de fotografía planetaria DMK21 monocromática. La foto está compuesta en realidad por un mosaico de cinco instantáneas aledañas entre sí, cada una de las cuales es, a su vez, el resultado de apilar 400 tomas consecutivas.